domingo, 23 de abril de 2017

PASOS ROTOS



Pasos rotos


En la choza común donde se aprende
lo de fuera y se olvida lo de dentro,
mi infancia se quebró por los sonidos de la guerra.

Dejé de ser niña sin buscarlo.
Los juegos inocentes se quedaron prendidos en el limbo
a la espera de ser algún día recuperados.

Con el fusil en el hombro y con mi pena en el alma,
desfilo a golpe de tambor
que redobla canciones esperpénticas
 cuyo mensaje no alcanzo a entender.

Me cuadro a la voz que desgarra y golpea,
doblegada quiebro el cristal de la aurora.
Soy una y no soy nada.

Mi pelo sucio huele a pólvora,
a sangre y a tierra del campo.
La boca me sabe a ceniza, a cieno y a metal.

Estas ropas que me visten,
ocultan mis sentidos, arrancan mis alas,
mientras me voy convirtiendo en mujer.

Quisiera estar en otro lado,
quisiera ser otra persona,
quisiera saber si en el otro mundo que imagino,
la vida no están grotesca como esta mía.

Cierro muy fuerte los ojos y me pregunto…
¿cuándo los mástiles de hierro se convertirán en flores?
De la palabra soldado, no se ha hecho el femenino,
es mejor no crear palabras nuevas
que supongan desolación y violencia.

Hoy, oculta entre la maleza,
en la quietud de la noche,
me miro en los charcos del camino
y no me reconozco.




(Escrita para Grito de Mujer 2017)

6 comentarios:

  1. En el día del libro, de la ilusión, de las esperanzas y las frustraciones, ese poema nos deja a los pies la cruda realidad que esos niños que
    les roban la infancia y llenan sus cuerpos de odio

    ResponderEliminar
  2. Si los poemas de los recitales " Grito de mujer" son siempre duros los de este año, por el lema que tenía, lo eran aún más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy emotivo tu poema y desgarrador , es una pena quitar la infancia a esos niños que por sus circunstancias tienen que vivir ese horror.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Sam,me ha hecho temblar esta relidad ,y cómo lo has escrito y descrito.Las palabras de la niña son sobrecogedoras ,y lo que me enfrece es que eso es aún mas fuerte que lo que creemos.
    Malditas guerras!!Perdón por maldecir,pero no puedo con estas agonias
    Besucos ,cielo

    ResponderEliminar
  5. A mí no me importa maldecir: Malditos aquellos que son capaces de robar la niñez, amparándose en riquezas o fronteras.
    Desgarrador poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso. Me ha encantado. Triste, intenso, real.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...