miércoles, 22 de marzo de 2017

ESTE JUEVES UN RELATO...Círculo vicioso



Esta obsesión me tiene atrapada en un bucle sin fin. No es de hoy, no, esto me viene de chiquita. Recuerdo que en las tardes de sol y siesta cuando todos descansaban los ojos,  sigilosa me escabullía de mi cuarto y sentada en el escalón que daba al patio, me eternizaba siguiendo su metódica procesión. Una tras otra, en una fila perfecta cargaban sobre sus espaladas todo cuanto podía servirles de sustento. Las percibía titánicas por su asombrosa fuerza y elegantemente sincronizadas. Sin perder el paso, se iban alejando hasta alcanzar algún boquete negro por donde entrar a su guarida. Mi madre restaba importancia a esta manía, frente a la preocupación de papá. Le intentaba convencer argumentando, que era una forma de mitigar mi soledad por ser hija única. Pero luego el médico les explicaba que no, que era más bien una forma de escapar de este mundo y vivir en otro paralelo, porque según él, que de eso entendía mucho, yo era muy sensible e imaginativa.
Y sí, debe tener razón el doctor, soy muy imaginativa, tanto que hoy  en un cachito de espejo roto que había cerca de donde me hallaba, vi mi reflejo. !Era una hormiga!

Esta obsesión me tiene atrapada en un bucle sin fin. No es de hoy, no, esto me viene de chiquita…

Más círculos llenos de vicio en el bog de MªBel, Soliluna

miércoles, 15 de marzo de 2017

ESTE JUEVES UN RELATO... Jueves de Lutos


Alexander yakovlev


Cuando llegó la hora, yo ya me había ido.
Sobre la cama, yace un cuerpo inerte y frio,
desde la distancia agostada, lo miro.

Tiene las manos cruzadas sobre el pecho quieto,
en su cara mi rostro dibujado,
mi boca vacía de palabras,
mis ojos cerrados, ciegos de recuerdos,
de un otoño que abatido termina.

Mi piel inmaculada adormecida,
encierra las sombras
de un ángel desnudo y desvalido.

Un haz de luz difuso penetra
por entre las rejas de la ventana,
pudoroso, roza el filo de la gris mortaja,
iIuminando la agonía de unos lutos deslucidos. 

Absorta en esa imagen, repaso los instantes vividos,
sin aflicciones, sin reproches, ni pesares,
después de todo, todo pasa por algo, me digo,  
y tal vez mereció la pena,
el parpadeo de tan amargas sombras cristalinas.

A los pies del lecho, tú y tu mirada
arañando la imperante escarcha helada.
Las horas se tornan húmedas,
tiritan las flores secas de la acacia.

La tierra arada, hambrienta y en espera,
agita sus entrañas, me ahueca su útero blando
ignorando impasible el sonido roto  de las voces plañideras.

La noche negra amamanta tu llanto contenido,
y apacienta el luto agónico de esta despedida.
No derroches por mí tus lágrimas,
me amaste y ese amor será mi guía.

Todo acabó, ahora lo sé,
como nací a la vida, así me marcho.
Feliz.
Tanto amor no se perderá en vano.

Otros textos de lutos, testamentos y funerales en casa de Pikxi

miércoles, 8 de marzo de 2017

ESTE JUEVES UN RELATO...Bon appétit




Me dijo mi marido que a su jefe si se le quería conquistar, no había mejor manera de hacerlo, que con una buena comida. Mi Felipe aspiraba a ser socio principal del bufete del que era presidente don Avelino, así que pensó para impresionarle celebrar una cena en casa. Él se jacta ante nuestros conocidos de lo buena cocinera que soy, y la verdad es que lo soy, aunque esté mal decirlo, pero lo que es de una, es de una. Mima cada detalle sin reparar en gastos, determinó. Y eso hice, como primer plato preparé unas verduritas sobre un lecho de ternura con una pizca de picardía. De segundo, peineta de cristal al crujiente de jamón de bellota con esencia desbordante de caricias. De postre, sorbete de limón cuajadito de besos entre lazos de chocolate. Yo observaba a don Avelino cómo se le volvían los ojos al introducir en su boca, los pedacitos de cada uno de los alimentos, luego me miraba muy sonriente y un poco agradecido. De reojo también miraba a mi marido, que ya acostumbrado a mi cocina la tragaba sin paladear. Concluida la velada don Avelino al despedirse, en un descuido del resto de invitados, me susurro unas palabras al oído.
Hoy cuando volvía de mi sesión de spa con Avelino, en recepción me entregaron un sobre, era de Felipe, en él con letra temblorosa había escrito: Maruja vuelve, que ni las lentejas de mi madre me saben como las tuyas.

Si os apetece saborear otros platos muy sabrosos, pasaros por el blog de Matices.

miércoles, 1 de marzo de 2017

ESTE JUEVES UN RELATO...La ventana indiscreta



Acecho con avidez el caer de la tarde, sus últimos rayos de sol sosiegan la inquietud de la espera. Con avaricia realizo mis tareas para así poder dedicarme, ya sin prisas, a este placer recién descubierto: esconderme tras los visillos de mi habitación y espiar lo que ocurre en el edificio situado al otro lado de la calle. Sus habitantes confiados, dejan los ventanales desnudos creyendo que la distancia de acera a acera es suficiente para mantenerlos a salvo de miradas indiscretas, pero no es así. Comencé como si de un juego se tratara. Desde el primer piso hasta el último, iba visionándolo todo y secuencia a secuencia se me revelaban, tanto las actividades cotidianas como los secretos ocultos de mis vecinos. Pasaba de unos a otros, deteniéndome solo en aquellos donde las escenas estaban cargadas de aparente felicidad y amor, en casa de esto había carencias. Tras días de exhaustiva vigilancia, mi atención quedó atrapada en lo que estaba aconteciendo en la quinta planta. Se trataba de dos ancianos que cenaban en la cocina. Se les veía muy sonrientes y atentos el uno con el otro. Esa noche fue especialmente calurosa y él en la intimidad de su hogar se había quedado en ropa interior, ella llevaba toda la cabeza llena de rulos, pero a ninguno parecía importarle su aspecto.  Mi sorpresa fue lo que ocurrió tras el postre, él se levantó mirándola como nunca vi mirarse a dos personas, la tomó por la cintura y entre sonrisas cómplices, comenzaron a bailar. Se les veía tan llenos de vida, tan felices que los envidié desde mi escondite. Así fue como supe lo que tenía que pedir.
Queridos reyes magos…
Para mi mamá este año, quiero que le traigáis como regalo, un compañero de baile.  
Para descubir otras ventanas y otras vidas tras ellas, visitad el blog de Alfredo: La Plaza del Diamante.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...